Mi paso por Chile (o anécdota sin sentido)

Estoy a escasos días de partir de Australia después  de casi 7 años de vivir aquí y haber construido mi hogar. Hoy llegan a mi mente el recuerdos que cuando llegue a este país solo tenía media maleta llena, la otra mitad venia llena del equipaje de mi ex.

Antes de pisar suelo Australiano tuve la suerte de pasar 1 día en Santiago de Chile, lo cual me sirvió para aclimatarme un poco al invierno en el hemisferio sur. Fue un día feriado del mes de julio 16 (día de alguna virgen, eso si las cámara tenia bien la fecha).  Y fui doblemente afortunado ya que en Santiago tengo familiares, de esos que has visto poco pero que llevas en el corazón y me organizaron un pequeño tour turístico por Santiago, o por lo menos uno que pudiera hacer sin mucha ayuda, además estaba en Chile, vamos soy colombiano.

IMG_6582

Mi paso por Santiago fue agradable, visite el museo de la Moneda, el Conservatorio de Bellas Artes, y si mal no recuerdo el  Castillo Hidalgo, un mercado, viaje en el metro, almorcé en un restaurante Italiano, visite el Supermercado Elefante, y por fortuna ese día fue soleado y despejado y me maraville con la vista de los Andes, de mi ciudad natal veo parte de los Andes pero no con nieve, En mi corta visita por Santiago puedo decir que fue grata.

Lo que más recuerdo de Santiago, fue estar enIMG_6583 parado en el tren con cara de turista, cuando alguien se me acerco presumo yo que sería un hombre entre los 16 a 22 y me realizo una pregunta ¿bla bla bla blaiiii? (* es bastante importante resaltar que toda palabra termina en “ai”). Lo mire completamente frio y con expresión de idiota porque no le había entendido ni una sola palabra, lo que me hizo preguntarme ¿En chile no hablan español?, repuse automáticamente con acento colombiano o valluno ¿Qué vé?— y el hombre repitió ¿bla bla bla blaiiii po? Pero esta vez con una expresión  un poco agresiva, una vez más mi cerebro no pudo reconocer ni una sala palabra de la pronunciada por aquel individuo, a lo que respondí con total seguridad ¿No se?, pero esto no le basto a él y empezó a hablar en un dialecto desconocido para mi, yo lo miraba a los ojos y pensaba IMG_6581— ¿Mierda y ahora qué hago? Afortunadamente un hombre de mediana de edad se acercó y le dijo que tenía que bajarse en dos paradas más y le señalo un mapa que estaba a mis espaldas.

En ese instante me di cuenta que estaba en un gran problema. Es decir, aún estaba en mi conteniente en donde supuestamente hablan el mismo idioma que yo, pero no había podido entender una pregunta, que según deduzco por la respuesta dada era en donde quedaba una estación, que iba hacer cuando llegara a AUS en donde hablan Inglés, y yo de inglés solo se decir (Jelou mai name is). En ese momento me entro el pánico, estaba a escasas 7 horas de embarcarme a un nuevo país, sin trabajo, sin idioma, sinIMG_6580 mucho dinero, etc., estaba prácticamente haciéndome popo en los pantalones.

Pasaron casi 16 horas de vuelo hasta que toque suelo Australiano, era una realidad, estaba aquí, estaba con miedo, no porque llevara algo indebido en mi malita o en alguna parte de mi cuerpo, estaba con miedo porque era Colombiano, y sabía muy bien que en cualquier parte del mundo eso ya me hace sospechoso, después de algunos inconvenientes idiomáticos pase por migración y mi nueva aventura había comenzado.

IMG_6585

Siendo interrogado por agentes migratorios en mi llegada a Melbourne (lol)

Melbourne, Victoria AUS fue mi hogar por estos años, aquí aprendí a disfrutar de un buen café, conocí muchas culturas y aprendí de países que no tenía idea que existían, es más con el paso del tiempo y una casi pareja que tuve entendí a los chilenos y su diferente forma de hablar el idioma, después de meses de practica hoy me desenvuelvo con palitos chinos a la hora de comer, conocí y me enamore del rammen, tuve trabajos que odie hasta los tuétanos, por mi vida pasaron muchas cosas buenas como mi Divorcio (bueno ahora o lo es, pero fue una experiencia bastante aguda), gracias a esos días fríos  y solitarios conocí la felicidad de estar soltero, y se me abrieron las puertas a nuevas personas de diferentes culturas que me llenaron con sus conocimientos.

IMG_3775

Demonios de Tazmania

He de pensar que de Australia he tomado lo mejor, me hice fanático de un equipo de Footy (o futbol australiano que se juega en una cancha  circular), vi canguros (y los comí) abrace koalas, vi demonios de Tasmania comiendo, contemple un echidna caminar al frente IMG_6594 mío despreocupado, toque dingos, bucee en la gran barrera de Coral, ahora manejo por el lado opuesto, aprendí un poco de inglés, hice amigos, argentinos, chilenos, peruanos, mexicanos, ticos, Ingleses, alemanes, franceses, japonés, vietnamitas, Hindúes, Sri Lanka, Polacos, Italianos, Filipinas, en fin tengo un pequeño mundo de amigos con sus diferentes  idiomas (me refiero a los chilenos jajajaja), comidas, ideas políticas, religiosas etc.

Este mes de junio es el momento de partir a una aventura aún más grande, tengo el corazón lleno de emociones y tristezas o bueno un poco de miedo, se bien que enfrentare nuevamente a barreras idiomáticas, comidas aún más raras que las ya probadas, sin embargo estoy más que preparado, solo quiero que el tiempo pase lo más rápido posible, quiero estar montado en ese avión y comenzado esta aventura que se llama “vivir” o bueno viajar por 12 meses por Asia.

IMG_4077 IMG_6597IMG_6584 IMG_6593 IMG_6591 IMG_6590 IMG_6589IMG_6598 IMG_6587

Relato Erótico: Sin preocupaciones (por https://r0mii.wordpress.com/) y mi Adición al mismo

IMG_6575 Ella

Desde el momento en que escuche tu voz por primera vez,  mi alma se despertó, tus tonos graves, hablar claro, una misteriosa simpatía. Sin conocerte ya me parecías increíble, y ese sentimiento aumento cuando finalmente te tuve enfrente. Me sentí diminuta ante tus ojos intensos, parecía que querías conocer mi alma y yo estaba dispuesta a mostrarte todo lo que me pidieras. Eres de esos hombres que no sabe lo guapo que puede llegar a ser. Ese era mi nivel de embobamiento, estaba total y absolutamente prendada de ti.

El

Habíamos hablado un par de veces, y me daba la impresión que eras una mujer que se esforzaba más de lo necesario para encajar, Pero que se puede saber con solo unas pocas conversaciones. Sin embargo todo cambio cuando te tuve frente a mis ojos por primera vez,  eras totalmente hermosa, cabello negro azabache, y cuerpo de modelito de telenovela, creo que tú te diste cuenta que yo te estaba desnudando con mi mirada,  por que pude ver como un pequeño rubor se subió a tus hermosos cachetes, por eso intente hacer un chiste que no resulto de buen gusto, pero era lógico que nada coherente saliera de mis labios estaba perdido en tu belleza.

Ella

Esperaba ansiosa que los días pasaran para poder verte y compartir contigo, me sentía inquieta, pero con una confianza que hasta ese momento no había poseído nunca. Quería tenerte entre mis piernas, y fantaseaba con tu boca recorriendo mi cuerpo, aferrándome a tu espalda. Eso quería y eso iba a tener, así lo había decretado. Sabía que no necesitaba provocarte con un gran escote o con una falda pequeña, este era un juego de conocimientos. Tenía que mostrarme tal cual era, con mi encantadora personalidad y mi boca suelta, mis ideales y pensamientos poco ortodoxos.

El

He de confesar que después de conocerte, tu recuerdo estuvo como una constante en mí cabeza, trataba de averiguar lo más que pudiera, que te gustaba, con quien salías, tenía ese malestar estomacal que se puede confundir con indigestión, o atracción física emocional por ti, sabía muy bien que no había comido nada fuera de lo normal así que sería la segunda opción.

Tuve el placer de hablar contigo en días pasados, y resulto que eras más que una cara bonita detrás de esos anteojos, tenías algunas ideas un poco exageradas y radicales, pero en esencia eso te hacía bastante interesante, he de aceptar que no percibí ningún tipo de señal que significara que yo fuera el tipo de hombre que motivaba tus impulsos y temí por creer encontrarme en la “friend zone”, sin embargo una parte de mi aun me decía que se podía.

Ella

Luego de varias semanas, sentía que jamás lograría interesarte. Me sentía defraudada de mi misma. Esa noche nos pidieron que fuéramos a comprar, andaba más callada de lo normal y eso pareció llamarte la atención.

– Te sucede algo? – preguntaste curioso.

El

En una especie de complot con mis amigos nos habían seleccionado para comprar algunos snacks y tonteras que hacían falta para la fiesta de la noche, había planificado un sin número circunstancia en las que podría decirte lo que pensaba y el cuanto me encantaba pasar el tiempo contigo, ya que no es fácil encontrar a una mujer que tenga en la cabeza algo más que la información que encuentran E!.

Todo estaba marchando a las mil maravillas, estabas a mi lado y nos encontrábamos solos, era como si compartiéramos una burbuja y nadie más pudiera entrar en ella, excepto  que mientras caminábamos Tú estabas bastante aislada y me dio la sensación que no querías estar conmigo esa noche, era como si tu cuerpo solo se moviera por inercia pero tu espíritu de luchadora y mujer inteligente estaba alejado, en ese momento a mi mente llego el pensamiento perturbador que en verdad estaba en la zona fría de una relación basada solo en “ser amigos” pero no yo no lo quería aceptar, deseaba ansioso oler tu labios y saborear tu ser.

No quería ser solo el amigo, tenía que hacer mi movimiento, de alguna forma tenía que trasgredir el muro que estabas construyendo con tu silencio, armado de valor te pregunte

– ¿Te sucede algo?  Esas fueron las únicas palabras que pude articular.

Ella

Levante la vista un poco desanimada, y me encontré con tus increíbles ojos oscuros, estabas mirándome fijamente y simplemente no pude resistirme. Me acerque lentamente y te tomé la cara, acercando mis labios a los tuyos. Tu primer impulso fue retroceder, pero cuando volví a acercarme, tomaste mi cintura para atraerme hacia ti. Nos besamos por largo rato, tus manos recorrían mi espalda. Quería quitarte la ropa, desesperadamente. Necesitaba sentir tu piel, tu calor, tus manos. Te aleje delicadamente y tomé tu mano. Fuimos hasta el lugar donde debíamos ir en un comienzo, compramos lo que debíamos llevar y regresamos a la fiesta.

El

Te detuviste y nuestras miradas se cruzaron por primera vez esa noche, no dijiste nada, sentía que no tenía fuerzas, tu silencio me tenía completamente perturbado, sin embargo, allí con el tiempo congelado, sentí tus fría mano tocando mi cara, estaba completamente estupefacto no sabía qué hacer, empecé a ver como en cámara lenta te acercabas a mí con la intensión de besarme. Mi mente estaba completamente en blanco, no podía entender lo que estaba pasando, era la primera vez que me encontraba en una situación como esa, intente tímidamente huir, pero tú aun estabas allí con la firme intención de besarme y yo estaba loco por hacerlo, ahora sin dudarlo un segundo me acerque a tus labios y pude sentir un pequeño choque eléctrico con ese primer contacto, te tome instintivamente por la cadera para no dejarte escapar y tenerte lo más cerca posible, mientras nos fundíamos en besos mis manos intentaban tocarte… Oh!… Como te deseaba.

Ella

No quería alejarme de tu lado, pero tus amigos estaban buscándote y te separaron de mí, mis amigas también me entretuvieron con sus cosas. Durante gran parte de la noche estuvimos buscando nuestras miradas entre la multitud, tu mirada tenía un brillo especial. A la primera oportunidad que tuve de escabullirme, me acerque a ti y disculpándome con tus amigos, tomé tu mano y te saque de entre la multitud. No sabía muy bien donde ir, así que entre a la primera pieza que encontré.

– ¿Estas segura?

El

Volver a la fiesta no fue placentero, al cruzar el umbral de la puerta fue arrancado de tu lado, mis amigos nunca han entendido el lenguaje corporal que dice “largo que estoy anotando” o quizá pensaban que eras demasiado para mí y por el contrario estaban protegiéndome de ti.

Todo el tiempo estuve cazándote con mis ojos, no quería perderte sabía muy bien que tenía que jugar según tus reglas y eso hacía, pero lucias completamente impenetrable en medio de la muralla que tus amigas hacían a tu alrededor.

IMG_6576Me impacto cuando te vi acercarte y sin el más mínimo reparo me tomaste de la mano y me sacaste del lado de mis amigos, caminamos por la casa y tú más decidida que yo abriste la primera puerta que encontramos, yo completamente entusiasmado te pregunte:

–¿Estas segura?

Ella

Te mire directamente a los ojos y cerré la puerta con pestillo, solo sentí tus brazos levantándome y caminando hacia la cama. Te acostaste sobre mi, mientras que nos fundíamos en un largo beso, te saque la polera inmediatamente, tenía la necesidad de sentirte, tocarte sin barreras. Pasé mi pierna por sobre tu cuerpo y me acomode sobre tí, me senté en tus caderas y me erguí, sacando al mismo tiempo mi polera. Te sentaste abrazándome, estabas sonriendo y eso me deslumbro. Sentí tus dedos recorriendo mi espalda y desabrochando mis sostenes, cuando mis pezones tocaron tu piel, un escalofrío recorrió mi espalda. Volvimos a recostarnos, tus manos estaban recorriendo mis pechos y las mías tenían el camino libre hasta tus pantalones. Desabroche solo para poder tener un poco más de libertad; cuando mis manos tocaron tu pene, contuviste la respiración por un segundo. Sonreí complacida. Tu manos comenzaron a bajar por mi espalda, apegandome más a tu cuerpo, comenzaste a arrastrar mi ropa y te levantaste para ayudarme a sacarlos. Subiste besando mis piernas, mi entrepierna y instintivamente separe mis rodillas. Primero sentí tu aliento tibio, y luego tu lengua, delicada, suave y mojada recorriendo mi clítoris, contuve un gemido, las cosquillas y los espasmos involuntarios, me hicieron saltar de placer. Enrede mis dedos entre tu pelo y tu comenzaste a subir besando mi estómago y deteniéndote en mis pezones. Tomaste mi cara con tus manos y nos miramos por unos minutos, como reconociéndonos, sentí que querías decir algo y yo también quería decir muchas cosas, pero no era el momento. Acerqué mi lengua a tu boca y tu acercaste tu pene a mi vagina. Estuviste por unos segundo detenido en la entrada, y cuando nos besamos, te sentí entrar.

El

Al verte cerrar la puerta, deje de lado todo pensamiento y deje a los instintos actuar, te tome por la cintura y te cargue directo a la cama, no podía dejar de besarte, caíste sobre la cama con las piernas abiertas y yo quede perfectamente en medio de ellas, en medio de los besos sentí tus dedos recorrer mi espina dorsal, sentía como me erizaba mientras me tocabas, tus moviste y en un movimiento sincronizado quedaste sobre mí, al mismo tiempo que te quitabas las blusa que llevabas puesta, no podía estar más  feliz, era como si el paraíso terrenal estuviera ante mis ojos, tu cabello, tus ojos tu pecho parcialmente desnudo, solo impedía la perfección ese sostén blanco de encaje que detenía poder sentirte por completo tu piel contra mi piel, te abrace rápida y desesperadamente, sentí tu espada, tu piel era suave, olías delicioso, saque tu sostén y una vez libre del mismo pude sentir como tus pezones tocaban mi pecho y una especie de electricidad recorrió mi pecho hasta llegar a mi entrepierna.

Estaban allí hermosos y redondos, había tenido esa imagen en mi mente por días y ahora al fin se hacían realidad,  estaban allí frente a mí y yo los podía tocar y besar, tus manos acariciaban mi abdomen y llegaste a mi pene, sentir tus manos me dejo sin aire, la sensación era más placentera de lo que imaginabas, apresuradamente me levante para quitarte los pantalones, tú me ayudaste con un movimiento lento y sensual, tome tus jeans y tu topa interior al mismo tiempo, estaba completamente ansioso, al verte completamente desnuda, quede arrodillado y pude verla, estaba allí completamente desnuda, acerque mis labios y di un pequeño suspiro antes de deleitarme con tu sabor, al cabo de un tiempo sentí tus manos tocando mi cabeza levante mi mirada y vi tu rostro, estabas mordiendo tu labio inferior, comencé a subir jugando con mi lengua y besando hasta llegar a tus senos y saciar mi deseos de succionarlos.

Ella

Enterré mis dedos en tu espalda, mientras tu vaivén comenzaba a mostrar visiblemente sus efectos en mí, sentía deseos de gemir sonoramente y no poder hacerlo me estaba volviendo loca, me sentía desesperada. El roce de nuestros cuerpos, los besos ahogados, tus manos en mis piernas, y un mordisco en el cuello fue el que desato el completo placer. Solté un gemido, y me besaste apasionadamente, mi respiración entrecortada y mi cuerpo tensionado, cuando abrí los ojos me di cuenta que estabas observándome divertido, extasiado, estudiándome. Te sonreí y tu te sentaste, y comenzaste a moverte nuevamente, el placer se encendió inmediatamente, aquello era el paraíso. Te abracé con mis piernas, obligándote a entrar aun más en mí, sin moverte, solo sentirte. Parecía que estabas a punto de acabar y me levante para colocarme sobre ti, me moví suavemente, adelante, atrás y levantando un poco, suave, acelerando según el placer. Estabas entregado a mis deseos, disfrutabas mis movimientos, tus ojos y tus manos se regocijaban con mis pechos, hasta que tus manos se aferraron a mis caderas y acelere un poco el ritmo, nuestras miradas se cruzaron y te dejaste llevar. Me acerque a ti para besarte y así disminuir el sonido hacia el exterior, pero fue inevitable. Tocaron la puerta, era uno de tus amigos, el dueño de casa.

El

Te mire a los ojos y pude ver un brillo que iluminaba la habitación por completo, no deseaba que ese momento terminara, acerque mi pene a tu vagina y roce con mi erección tu clítoris, lucias hermosa y ardiente, me besaste con pasión sentí como tu lengua entraba entre mis labios y nos fundíamos nuevamente en un solo ser, deje entrar mi asta a ti y pude sentir una sensación de éxtasis al sentir tu cuerpo en mi pene, tus manos me tomaron por la espalda y yo comencé a acelerar el ritmo, era sensacional sentir  como contraías tu abdomen y se reflejaba en tu entrepierna, mis movimientos se aceleraron al sentirme abrazado por tus piernas, lo que permitió que pudiera entrar más fácil a ti mientras jugaba con la intensidad  y rapidez de mis embestidas, tu cuerpo desnudo tocando el mío tu respiración entremezclada con la mío, estaba a punto de terminar, cuando me detuviste y cambiamos de roles, tomaste con tu mano mi pene y mientras lo introducías, al sentirlo por completo entre tus piernas empezaste a moverte mágicamente, podía ver tus senos moverse rítmicamente con tu el resto de cuerpo, tome tus caderas como queriendo evitar que te fueras. No podía dejar de mirarte a los ojos deseaba memorizar tu rostro para siempre en mi mente, volviste a mí y me besaste, tus besos me empezaban a trasportar a otro planeta, para mí no había tiempo, espacio solo tú. Súbitamente alguien toco la puerta, al principio de manera tímida, segundos después un poco más fuerte. Te mire vi en tus ojos una expresión de picardía.

Ella

Pusiste un dedo en tus labios y nos vestimos rápidamente, la persona seguía golpeando y tu alzaste la voz.

– Un momento! – Abriste la puerta y me oculte detrás de ti. – Aquí estabas! pensé que te habías ido con ella! – Sonríe con complicidad. – No, estaba durmiendo por un momento. De pronto me sentí muy cansado.- Devuelve la sonrisa. – Si, claro! MUY CANSADO!… – Aun sigue la fiesta? – Claro que sí! – Pues vamos, parecemos minas hablando aquí en la pieza.

Saliste de la habitación, espere un momento a que mi corazón dejara de latir tan rápido y cautelosamente salí también, no siquiera te busque entre la multitud, simplemente me fui. Había cumplido mi objetivo. Estaba eufórica. Esperaba que esto no significara más de lo que fue. No tenía ganas, era tan entretenido el placer de derretirme entre tus piernas sin palabras de por medio, ni sentimientos, solo porque sí. Y a la semana siguiente intentar mirarte con la misma cara, entre ganosa y disimulada.

El

Te fuiste sin poder decirte nada, la fiesta continuo y en mi mente aun tenia tu imagen desnuda en mi mente, tenía claro que había entrado en terreno peligroso y estaba ahora completamente expuesto a tus reglas, solo tenía que esperar tu próximo movimiento y estar preparado para satisfacer tus deseos.

“Felación”

labiosHe visto su cuerpo desangrarse en mi cama. Su sangre no era tan roja como la imaginaba, era más bien marrón, su cabello castaño esta sobre la sabana que ahora comienza a lucir más oscuro mientras se humedece con la sangre que poco a poco va llegando a su cabeza, aún tiene los ojos abiertos y esta con la mitad del pecho descubierto, puedo admirar el color que tienen sus pezones, lucen rozados; el mismo color que tenían cuando los besaba solo hace unas horas, cuando aún respiraba.

No me pregunten porque lo hice, solo lo hice, estábamos haciendo el amor, pero sin notarlo el  sexo se tornó agresivo, por instantes  sus uñas me comenzaron a herir más de lo normal mientras las pasaba por mi espalda, el sudor de mi cuerpo hizo que sintiera como si me quemara la piel

Estábamos gimiendo de un placer total, aún recuerdo si cuerpo sobre el mío mientras abrazados en un loto nos confundíamos en un solo cuerpo era mágico.

¡No sé! Solo abrí los ojos y la vi allí suspirando y gimiendo estaba sudando también, pero sus labios me mentían, no me pregunten como lo sé, solo lo se…. Mentían con cada gemido, era como si se burlaran de mí, con cada suspiro me decía que no me amaba, podía oír su corazón palpitar y era ella, su voz me decía que me despreciaba, si me despreciaba, a mí que la había cuidado desde que era una niña, yo que había satisfecho todos sus deseos y caprichos.

No estoy loco, era ella, era su voz en cada suspiro que me decía “Eres asqueroso” “Te odio” si eso decía  lo sé, yo lo sé. Creerás que miento pero había estado con ella lo suficiente para saber cuándo me mentía lo podía ver en sus ojos y oler en su piel: no me digas que nunca has olido el olor a mentira, si es un olor agridulce.

Yo he conocido sus órganos desde que tenía 11 años, sabía muy bien cuando me mentía mientras lo hacíamos. Años atrás la había encontrado en la cama con otro hombre, alguien joven quizá tenía la edad de ella en ese entonces,  estaba alrededor de los 20, estaban en el cuarto de huéspedes, ella pensaba que yo había salido de viaje,  Pero no fue así.

“Esa mañana cuando salía de la casa y me acerque a ella, pude percibir el olor a mentira que destilaba su piel, sin embargo cuando me beso en los labios y me susurro al oído que me amaba, el olor había desaparecido, esa mañana llegue al aeropuerto y mientras hacia la fila para  registrarme en el vuelo, un pensamiento llego a mi mente –Me está engañando-  sin embargo no salí de inmediato, espere unas horas antes de volver a casa.

Aborde un taxi y tome la vía larga para llegar, necesitaba preparé para saber cuál sería mi reacción si no me equivocaba (y no fue así), eran pasadas las 7 de la noche cuando llegue, solo la luz de la sala estaba encendida.

Sin embargo no entre por la puerta principal, lo hice por la parte trasera por donde estaba mi almacén, allí debajo de la lavadora estaba una puerta oculta que me llevaba justo por un pasillo que terminaba debajo de las escaleras.

Cuando compre la propiedad nunca me imaginé que algún día me vería en la obligación de usar ese pasadizo, aparentemente el antiguo dueño había sido un anciano con muchos problemas en la cabeza.

Tome una linterna y camine, por ese pasaje oscuro y sucio, al llegar a la siguiente puerta, la abrí suavemente, me sentía robando en mi propia casa.

Una vez adentro fui a la cocina y tome un cuchillo, sin zapatos comencé a ascender uno a uno los escalones, mientras más me iba acercando, podía distinguir los gemidos de un hombre, por un momento me encolerice y mi cabeza se nublo.

¡Era cierto, era cierto! Me estaba engañando, La muy Puta me estaba engañando, camine hasta la habitación de huéspedes y la vi allí arrodillada succionando, de la misma forma que lo había hecho horas atrás como siempre lo hacía cuando salía de viaje, era nuestro ritual que significaba “que tengas un buen viaje mi amor”. El estaba semidesnudo con los pantalones en los tobillos, ella estaba completamente desnuda, he de mentir que verla hacerlo, no me excito, una erección llego a mis pantalones mientras con mis manos empuñaba el cuchillo.

Él estaba de frente a la puerta con los ojos cerrados, disfrutando, el muy canalla estaba exhorto en el placer que no se dio cuenta que yo los había descubierto, para cuando se dio cuenta ya era muy tarde ya tenía el filo del cuchillo en el cuello.

Ella me vio y no se detuvo,  seguido succionando más rápido y mientras le daba placer al malnacido dirigió sus ojos verdes a los míos (adoraba el color de sus ojos, verdes eran como las esmeraldas malditas de Suramérica) dándome una intensa mirada que penetro en mis sentidos. El bastardo no sabía qué hacer, estaba confundido entre el terror de ser asesinado y el orgasmo que ella le daba mientras estaba en su entrepierna.

Yo también me confundí por unos instantes, porque esta puta no dejaba de hacerlo, ¿por qué me miraba a los ojos?, ¿por qué  le brillaban de felicidad?, ¿será que lo había planeado todo con antelación?, antes de poder cortar su cuello solo vi en los ojos del  bastardo terror mientras trataba de caminar hacia atrás y separarla a ella, pero era demasiado tarde, cuando la vi ella estaba llena de sangre que salía de sus boca, el intento gritar pero he de creer que el dolor de ser castrado en medio de una mamada lo dejo mudo, ella sonrió y yo corte la garganta de un solo tajo, solo pude oír el sonido de la sangre entrando por la garganta.

Di dos pasos hacia atrás y lo vi allí intentado contener la hemorragia que la herida mortal provocaba.  Ella se levantó, la sangre se deslizaba por su boca y cubría su cuerpo desnudo.

Camino hacia mí, yo estaba aterrorizado, ella tranquilamente tomo el cuchillo y me abrazo, yo le devolví el abrazo y ella solo susurro. –“Le advierte que no se corriera en mi boca”, “voy a ducharme”  y la vi alejarse mientras contemplaba su hermoso cuerpo desnudo.

Me senté en el borde de la cama y observe aquel cuerpo inmóvil en medio un charco desagradable de sangre. Pase unos segundos observando aquella inmundicia, pensando en lo que había pasado y en lo hermosa que se veía ella cubierta de sangre, me desvestí y me encontré a mí mismo sorprendido con lo duro que me encontraba, fui hasta la ducha y lo hicimos con la misma pasión de la primavera vez cuando la conocí y era tan solo una infanta.

Cuando llegamos a nuestra habitación me dijo “TE AMO” y fue sumamente honesto nunca había sido más honesta en toda su vida, después de deshacer el cuerpo en acido nunca hablamos del incidente, lo único que me dijo fue “solo lo hice para comprobar cuanto te amo” y para mí fue suficiente.”

Por eso sé muy bien que ella ahora me estaba mintiendo, sé muy bien que cuando gemía ya no lo hacía por mí, de seguro lo hacía por él. De seguro había encontrado la forma de revivir los orgasmos que él le había proporcionado, ¡Ja!  Sin embargo ella ya no podría volver a sentirlos, ahora su cuerpo estaba inmune completamente desangrado, su rojo marrón estaba en todo el colchón, sin embargo aún podía sentir como me miraba con sus ojos verdes, era como si su alma aun estuviera allí contenida en el último respiro que dio mientras enterraba el puñal en el pecho y le extirpaba el corazón, me sorprendió que no gritara, o mostrara el más mínimo sentimiento de dolor.

qwSus ojos verdes me miran como dos esmeraldas malditas, sus labios están congelados con una sonrisa. Bueno al final cumplí mi promesa de darle la libertad de mi amor.

Han pasado tres semanas desde que se llevaron el cuerpo, sin embargo me dejaron como recuerdo sus ojos verdes que he mandado a poner en su retrato en la mitad de la sala.

Hoy me han entregado su reemplazo, tiene tan solo 9, es rubia, ojos miel y piel blanca como el azúcar, labios rosados y delgados, nariz delicada, es una belleza que mi vieja carne no merece, pero que se puede hacer alguien tiene que cuidar de mí y de ella, acaricio su hermosa cabeza mientras sus labios están sorbiendo, es fantástico, disfruto pausadamente mientras lleno su boca de mi santo grial, me sumerjo en sus ojos miel, súbitamente siento un dolor indescriptible es una mezcla entre ardor, cortada en mi pene puedo sentir como sus dientes marfil desgarran mi musculo viril, intento gritar pero es imposible intento detenerla pero es inútil el dolor es insoportable, siento que voy a desmayar y es en ese preciso instante mientras observo sus hermosos ojos miel como estos se tornar verdes y me he transportado a esa noche en la que ella desnuda con la boca llena de sangre me susurro al oído . –“Le advierte que no se corriera en mi boca”

 

“Demasiado frio para masturbarme o demasiado viejo para hacerlo en una hora mientras escucho música random y recuerdo amores muertos”

Captur1e

Lloviendo, con niebla, es jueves, el café no fue suficiente, odio a todo el mundo a mí alrededor y mi tareas para el día están bastante escasas, y si fueran muchas tampoco cambiaran nada, es jueves, tengo frio, está lloviendo hay neblina tengo sueño y estoy sentado frente a los monitores de mi escritorio y siento que algo me falta y que algo me sobra, dos tazas de café no han sido suficientes, mi oficina está llena, más gente de lo normal veo a todos y solo pienso ¿qué hago aquí? Si yo aquí mirando el computador buscando información inexistente, los audífonos en mis oídos van  llenando d mi cabeza de música,    “speedup” (Fedde Le Grand) entra a mis oídos y recuerdo vagamente cuando lo escuche en vivo en el Sensation un 31 de diciembre del año 2010 (creo) fue la última vez que se realizó aquel festival en mi ciudad, con la música llegan imagines proyectadas de mujeres hermosas vestidas de blanco en especial recuerdo un grupo que vestidas que llevaban minifaldas y portaban alas de ángeles (si mal no recuerdo debo de tener una foto con ellas la buscare mas tarde).
Mi jefe a entrada a la oficina y me ha dado el rutinario choque de nudillos, me pregunta que el cómo voy manejando el día, lo miro y hago un gesto de desgano con mi boca y la cabeza mientras le digo “I Still a live” él se ríe mientras dice “You are a funny my Colombia man” y ser retira mientras se ríe.
“Wicked Games (Anna Naklab) entra a mi cerebro y me saca una buena sonrisa me gusta la nueva versión de esta canción, encuentro algo sensual la voz de ella mientras dice:

‘you And I don’t wanna fall in love No, I don’t wanna fall in love With you”
Decido buscar una foto de ella en internet, quiero saber cómo es y si su físico hace justicia a su voz, después de mucho surfear la encontré… y no es mi tipo, pero sin embargo tiene una vos muy sensual
He leído algunos de los blog que sigo y ahora estoy sumergido en las fotos de John Santerineross mientras surfeo en las diferentes galerias, llega a mi mente una amiga que vive en España juega  ahora juega el roll de esclava con su pareja, la veo en mi mente sentada en la cama borde de la cama con las piernas abiertas, pero sobre todo recuerdo sus tatuajes mmm… en fin voy a enviarle a ella el link de las fotos de seguro las encontrara más entretenidas de lo que yo lo hago.
Mientras observo las fotos caigo en cuanta que este tipo de websites no las puedo ver desde el computador de la oficina así que decido mandarme el link por correo electrónico y cerrar la página.

Una vez más estoy sentado mirando los monitores sin querer trabajar. ¿Que debería hacer? El café, la lectura no están funcionando y a decir verdad mis nalgas me están empezando a doler de estar sentado, Debería masturbarme, si eso de debería hacer, autosatisfacer mis deseos mundanos, pero antes voy al laboratorio a confirmar cierta información que necesito para “trabajar”.
Abro la puerta de la oficina un frio aterrador me da bienvenida a la realidad, en mis oídos ahora suena “Warriors of the Word” (Manowar) me causa gracia es como si me dijera, vamos se un hombre y no te dejes vencer por el frio, he llegado al laboratorio y allí esta Anthony o Antonello como yo lo llamo, el es una hombre soltero de descendencia Italiana de más o menos unos 45 o 50 años de edad, quien es sumamente divertido, por lo general hablamos entre español-Ingles-Italiano y por lo general nunca nos entendemos pero siempre nos reímos a carcajadas, antes de irme del laboratorio hago un dibujo en el tablero que parece ser un asiático y lo encierro en un círculo con la señal de prohibido en ese momento entra Kane y me dice que es racista y lo borra, yo me voy riendo y le digo en este país todo es racista y políticamente incorrecto dude!!!
Voy subiendo las escaleras para mi oficina y entra como una bala en mi sentido auditivo  “Instant Crash” (Daft Punk)
Llevaba algún tiempo sin escucharla y la razón es porque esa canción me recuerda G_Rose, ella fue por un momento la mujer más importante en mi vida, si ella solo hubiera pronunciado las palabra “Si”, Yo sin pensarlo dos veces habría terminado mi relación sentimental y estaría con ella recorriendo Suramérica, entre nosotros había un amor secreto a voces, todos a nuestro alrededor lo sabían, venían las señales de que éramos una pareja feliz, loca y casi perfecta, pero ese era el problema todo mundo a nuestro alrededor nos veía como una pareja y no lo éramos, para nosotros éramos solo amigos y nada más que amigos, nos mentíamos mutuamente. Recuerdo cada encuentro en el café de la Little Collins St entre Russel y Swanston Street, amaba esos miércoles en la noche, solo los dos, ese era nuestro momento intimo en aquel café, yo siempre ordenaba un cappuccino y ella una cerveza, nos reuníamos con la excusa de estudiar ella español y yo inglés, siempre que yo llegaba ella ya estaba allí sentada con su libro abierto leyendo y preparando lo que necesitaba que yo le explicara, yo creo que iluminaba el café con el brillo de mis ojos. Para mí era fantástico verla sentada con sus risos negros y sus cachetes, pero siempre bajaba mi mirada para verle las caderas, ella me veía y sonreía, se levantaba me daba un beso en la mejilla y se sentaba nuevamente mientras me decía “latino tenías que ser, para llegar siempre tarde y mirarme el culo” yo solo reía y miraba el reloj para decir “pero hoy solo he llegado 2 minutos tarde y además es culpa tuya que sea tan bonito” ella la mayoría de las veces había ordenado con anterioridad el cappuccino para mí que llegaba casi al instante normalmente venia con un corazón dibujado en la espuma, casi siempre me daba tristeza tener que destruir ese dibujo en mi café, luego comenzábamos a estudiar lo hacíamos lo más rápido posible para justificar nuestro encuentro y después poder hablar de lo que nos aconteciera en la vida. Hoy en verdad que la extraño.

Todo termino hace un año, cuando fuimos a celebrar mi asenso en el trabajo y que ella terminaba su semestre de maestría, nuestra cita fue en  Sahara, ese día llegue temprano, pero sin embargo ella ya estaba allí, estaba un poco borracha,  estaba allí sentada sola con una cerveza en la mano mientras fumaba su cigarillo, era un martes de abril estabamos en una noche de otoño calida, yo la pude ver a ella sin notar a nadie más, me fui acercando  y pude ver lo hermosa que era, en verdad me que me gustaba, cuando ella me vio sonrió y todo lo que pude ver fue luz, alzo la mano y mientras yo me acercaba se levantó (como siempre lo hacía) me abrazo y me dio un beso, yo sonreí la mire a los ojos, acaricie su mentón y le dije “Vez hoy llegue temprano”
Fue una noche hermosa hablamos nos reímos, unos estudiantes de arte compartieron con nosotros la mesa, los cigarrillos las cervezas y sus dibujos y fotos, las horas fueron transcurriendo y con el paso de los tragos nos empezamos a sentir más relajados a eso de las 11 ya estábamos algo ebrios y decidimos ir a comer (lo cual siempre significaba un problema porque ella es vegetariana) , buscamos un restaurante japonés ordenamos algo de comida y seguimos riéndonos mientras hablamos en spanglish, ya era el momento de despedirnos, ambos vivíamos en lugares opuestos de la ciudad y yo nunca me sentía tranquilo cuando ella se iba sola, yo siempre me ofrecía a acompañarla a su casa y ella siempre me repicaba que ella era una mujer fuerte y no necesitaba que un hombre la llevara a su casa; pero esa noche fue diferente le dije “hoy te acompaño” y ella me miro a los ojos, sonrió me tomo de la mano y empezamos a caminar a la estación. Mientras estábamos en el tren se quedó dormida en mi hombro sin soltar mi mano, y nuestros dedos entrecruzados sellaban por primera vez nuestros sentimientos. Llegamos a la puerta de su edificio, ella abrió la abrio, y  yo, solo estaba preocupado porque el último tren pasaba en 20 minutos, ella nunca me soltó de la mano y empezó a caminar hacia el ascensor. Yo la seguí no sin antes hacer una pequeña hipócrita resistencia, llegamos al ascensor se cerraron las puertas y nos besamos, por fin el beso había llegado a nuestros labios duro lo que dura subir dos pisos, las puertas se abrieron de nuevo y estábamos frente a un largo pasillo, ella se adelantó y yo la seguí mientras miraba admirado su trasero, abrió la puerta del apartamento entramos y nos quitamos la ropa como si nos quemara fueron besos largos, mis manos se deleitaron con sus nalgas, ahh como había deseado ese momento por años, recuerdo que ella se sentó en la cama y yo me arrodille frente a ella para sumergirme en su vientre y entre pierna, fue mágico, fantástico y caliente…

Pasamos toda la noche y yo me fui justo a tiempo para tomar el primer tren a casa, si mi casa allí estaría mi pareja esperándome y de seguro reclamaría por una explicación.
Pasaron dos semanas sin saber nada de ella, lo único que me escribió era que necesitaba tiempo. La última vez que nos vimos fue horrible, ella me dio a entender que YO HABÍA ABUSADO DE ELLA y que ella no recordaba casi nada, que ella no entendía como yo había hecho lo que había hecho, yo, estupefacto solo pude decir “Do you know? I love You stupid girl” sin embargo el daño ya estaba hecho el hermoso árbol de nuestra relación estaba cayendo y a su paso destruyendo los de la confianza, respeto… ese bosque fue talado una noche en medio de cervezas cigarrillos, sudor, besos, caricias y deseo … fueron las peores palabras que he oído en mi vida, me sentí como un criminal que debería ser encarcelado y castrado… sé que ahora ella se encuentra viajando por Suramérica, la última vez que puso una foto en Instagram estaba en Quito de eso ya han pasado 11 semanas.
Ahh que cagada ahora recuerdo porque no me gusta escuchar esta canción.
Mierda ahora estoy peor, quisiera cagarme en la música, en esa canción en la cerveza, y desearía no haber hecho lo que hice (bueno aunque el sexo fue bueno), siento mi corazón apretado y con deseos ridículos de dejar derramar algunas lágrimas.
De repente, estas palabras llegan como salvadoras
No reason to be ashamed
No reason to be sad
Can you feel the other place
Don’t you feel so fine?
Forever have a good time
I just want to be happy now
The music is deep inside
So baby can you try?
“So I Begin” (Galleon)

Esta decidido hoy voy a masturbarme, y aunque está escrito sobre piedra, me he puesto a pensar que es la primera vez que voy hacerlo con pleno consentimiento y no solo como impulso compulsivo de hormonas ante una erección eminente por que no he podido manejar un buen par de tetas o un culo que aparecido a mi mente y han despertado un deseo incontrolable de tener sexo anomalístico y salvaje. No hoy lo voy hacer porque no estoy de humor y solo quiero de alguna forma generar endorfinas en mi cerebro y tener un mejor resto de día.
Dejo mi oficina y mientras voy camino al baño,  deseo ansioso cruzarme con esos hermosos senos de la nueva del departamento de compras, voy caminando con una sonrisa en mis labios y he de creer que con una picardía en mis ojos, he llegado a mi destino, el baño está libre entro cierro la puerta, me paro frente al sanitario, desabotono el jean bajo el cierre remuevo los interiores y lo veo allí, (gracias a dios aun no estoy tan gordo que mi barriga no me lo deje ver) lo tomo con mi mano derecha, (porque es la mano que uso) decido orinar primero y mientras y mientras ese líquido tibio y oloroso sale y es depositado en el agua, siento una pequeña corriente de aire frio, muy frio que  entra y acaricia no de manera grata mis testículos, y puedo sentir como estos se esconden entre el cuerpo y como mi arma se encoge al mismo tiempo, me doy cuenta que si quiero hacerlo salir de su escondite tendré que hacerlo como con las tortugas una vez se esconden en su caparazón, (con comida) así que tendré que pensar en una tipa bien buena o recordar una buena faena (………………………….) solo escucho el sonido de los líquidos al caer  y en mi mente solo esta el recuerdo de G_Rose y aunque fue bueno con ella, mis sentimientos son más fuertes que el pensamiento de hacerme un pajazo, todo esto pasa y a mi mente llega una frase que leí hace poco “No es fácil andar caliente por la vida! y digámoslo, masturbarse no es la cosa MAS entretenida, pudiendo dialogar, para que vamos a hacer un monologo”.
Termino mi negocio en el baño voy al lavado me lavo las manos me lavo la cara mientras y mientras me la seco con las toallas de papel, miro el rostro, veo lo viejo que me estoy poniendo y decido que mejor que masturbarme sería dejarme crecer el bigote, ¡si! Nunca he tenido bigote, eso voy hacer, salgo del baño y me topo con mi jefe lo miro a los ojos y le digo “he tomado la decisión de dejarme el bigote” el me observa pone una mano en mi hombre y dice… “Tu estas loco”

IMG_6543

PERVERTIDO

IMG_6537

¡Pervertido! Así me hei sentido estos últimos días en el trabajo, quisiera poder culpar a alguien más de  este sentimiento maldito que se apodera de mí,  pero he de aclarar que sé muy bien de la culpabilidad de mis pensamientos y lucho contra ellos para no dejar que sean notados por mis compañeros de trabajo.

En las noches me he descubierto sumergido en mis pensamientos mundanos pensando en ella, si solo es ella quien ha despertado ese lado oscuro de mi personalidad.

Todo comenzó la semana pasada, era lunes y teníamos nuestra reunión ordinaria y allí estaba ella como todos los demás, atenta a las palabras del Director, fue la primera vez que la note, bueno sé que trabaja conmigo desde principios de este año, es más casi a diario nos encontramos en el parqueadero en las mañanas, compartimos la mesa a la hora del almuerzo, y viene casi todos los días a dejarme documentos en mi escritorio o en el de mis asistente, pero ese lunes fue diferente.

10 am y a decir verdad no estaba en lo más mínimo interesado por lo que el Director nos decía, solo quería que terminara y poder ir a tomarme mi primer café de la mañana, por eso me encontraba parado al lado de la puerta de la cafetería, a mi lado estaba mi jefe quien de manera esporádica me susurraba cosas que debíamos adelantar, sin embargo ahí estaba yo mirando sin observar al Director hablando, tomando nota mental de si debía prepararme un Cappuccino o por el contrario iría por un Long Black, mientras veía los labios del Director moverse mudos en mi mente empecé un pequeño escaneo de los demás, quería corroborar que yo no era el único absorto en la nada, mientras los iba mirando la encontré a ella y su mirada se cruzó con la mía, yo deje escapar una sonrisa de camaradería  como normalmente lo hago, y ella a su vez respondió con un pequeño gesto con sus cejas, no sé por qué sentí que ella entraba en mente y había descubierto que no tenía el más mínimo en la reunión, me sentí descubierto y automáticamente baje mi mirada y fue allí cuando lo note…

Estaba ella con una camisa formal y pude ver sus redondos senos, fue la primera vez que note que estaban allí, era que si de pronto hubieran salido a saludar y decir “estamos aquí, admíranos” fue una fracción en el tiempo en el que me percate de ellos y a partir de allí mi vida ha cambiado. El demonio Pervertido se apodero de mi mente, poco a poco ha ido creciendo.

Ella es más o menos de 1, 67 de estatura, de contextura física delgada debe pesar más o menos unos 45 o 50 kilos  (el peso perfecto para soportarla mientras me rodea con sus largas piernas por la cintura) maldición hay está de nuevo el pervertido en mi… ok reincorporemos, tiene el cabello castaño claro con ondas largas, lo lleva un más o menos dos cuartas partes debajo de sus hombros normalmente lo lleva suelto, el color de sus ojos algo así como miel oscuro que algunas veces suele esconder  detrás de unas gafas de marco grueso, sus cejas son perfectamente pobladas, la nariz es más bien pronunciada (uno de sus padres ha de Inglaterra), labios rosados y delicados, hay un perfecto conjunto con su rostro un poco alargado, no usa maquillaje para venir a trabajar algo que poco a poco me hace que admire más su belleza natural, noIMG_6540 usa escotes es más ahora que el invierno está llegando usa bufandas, pero he empezado a creer que es por qué no se siente muy cómoda con el tamaño de sus senos y prefiere ocultarlos con bufandas o chaquetas.

¡O por Dios!, ellos deben ser hermosos me lo he imaginado en forma de pera con pezones rosados, me he sumergido en medio de ellos mientras la tomo por la cintura e inhalo su aroma, he acariciado su rostro para regocijarme en sus labios y los he saboreado, deben saber a café en la mañana, he navegado en sus ojos color miel a la hora del almuerzo mientras hablamos de todo y de nada, he retorcida mente la ha visto sudar y gemir de placer mientras ella se autosatisface en la parte de arriba he sentido lo delicado de su piel mientras los sostengo para dejar que ella el ritmo del baile.

Si ya se, soy un enfermo, créanme he intentado detener estos pensamientos impíos, pero estoy perdido, mis días se han convertido en un infierno pasional cada vez que la veo solo intento mirar sus ojos y abstenerme de mirar más allá, sin embargo hoy en la mañana mientras caminábamos hacia la oficina baje y la contemplaba caminar, he descubierto su trasero redondo y firme ha de ser  por que usaba unos tacones no muy altos, pero allí estaba ella con sus movimientos matutinos caminado hacia el trabajo y yo la seguía hasta mi infierno.

Ahora estoy aquí sentado pensando en ella sin querer hacerlo, deseando que venga a mi escritorio a dejarme cualquier documento, quisiera encontrar una razón para ir a ella y solo mirarla una vez más a los ojos antes que el reloj marque la hora de salida.

Si he perdido mi cordura, estoy yo aquí en la mitad de mis 60 años vividos y  vagabundeados, me veo a mi mismo ocultando mis bajos instintos mientras deseo una erección voluntaria cuando fantaseo con los senos de una niña de 22.

La vida detrás del viaje

mapaHace más o menos 7 años me embarque a una aventura que era dejar mi país natal para mudarme a uno nuevo, con idioma, clima y costumbres diferentes, pero contrario a lo que yo pensaba sobreviví me adapté.

No fue fácil el adaptarse, es mas en estos años muchas cosas pasaron, malos trabajos, malos personas, malos años se juntaron, un matrimonio que término de la peor manera y muchos sentimientos  fueron lastimados, pero tanto para ella y para mí o bueno para mí las cosas mejoraron y la forma en la que observo la vida cambio de manera  radical.

Lo más impórtate de todo fue exactamente que me descubrí como ser humano, y me horrorice al percatarme que tan mal había estado en medio de mi burbuja, lo más importante fue que me conocí, y me acepte, aprendí a vivir feliz conmigo mismo, disfrute de ir solo al cine o salir a comer sin compañía, disfrutar de una tarde de primavera sentado en una banca con una taza de café en mis manos mientras imaginaba miles de historias en cada una de las personas  que se cruzaban a mi alrededor.

Sería injusto e inmaduro decir que este fue proceso fácil que camine este sendero por solo, muchas personas estuvieron a mi lado (aunque todas ellas viven a 16 horas de diferencia horaria), lo cual hizo imposible sentir sus abrazos cuando eran enviados en mensajes de texto.

“Ha corrido mucha agua bajo el puente” y justo cuando estaba dentro mi nueva zona de confort, las circunstancias cambian y llega el momento de tomar nuevas decisiones y es ahí donde nace este nuevo capítulo y prácticamente este blog.

Empezare pronto mi viaje por algunos paises Asiáticos y espero que este viaje dure un año, países en mente solo tengo 7 en mi lista (por el momento), pero me imagino que solo me dejare llevar por las circunstancias, y de este proyecto espero aprender y conocer nuevas cosas de las diferentes culturas…

Y así comenzare mi vida detrás de un viaje que empieza su cuenta regresiva  en T menos 78 días.